No me gusta el chocolate

Pues sí, no me gusta el chocolate. ¿Y qué? La gente te mira con una cara un poco rara cuando les sueltas esto después de que te hayan ofrecido una tarta tan «apetitosa» como la que hay a la derecha, tu la hayas rechazado y ellos ponen los ojos así como desorbitados diciendo «pero no es posible que no te guste el chocolate». Pues chico que quieres que te diga pero es que no me gusta, no me gusta el sabor para nada y nunca me ha gustado. ¿O es que acaso no puede ser similar al hecho de que…

Seguir leyendo