Los Reyes Magos ya no existen

Eso le escuché decir a una señora mayor a su amiga situada al lado suya en la parada de autobús. Ambas entradas en años pero tampoco muy ancianas, vestidas con abrigos y bufandas protegiéndolas del frío y con un montón de bolsas a sus pies de donde emergían claramente montones de paquetes envueltos con papeles de brillante color verde y formas triangulares. – Es que ya no es lo mismo que antes. Yo me acuerdo cuando era pequeña, desde las 7 de la mañana se escuchaban los gritos de los niños, cómo corrían a ver lo que les habían traído,…

Seguir leyendo