Poniendo a parir al profesor

A ver, que levante la mano quien no haya puesto NUNCA a parir a un profesor. *******silencio sepulcral y ni una mano levantada****** Ya, eso mismo pensaba yo. Está claro que siempre va a haber un profesor en nuestra vida al que le llamemos de todo menos bonito. Porque nos ha puesto un examen sorpresa, porque nos ha suspendido, porque escupe al dar clase y nos da asco, porque está como un cencerro y dice cosas raras en clase, porque se las da de listillo y en realidad no sabe nada de la materia y se le nota, y tantas…

Seguir leyendo