Consejos filosóficos sobre fotografía

El otro día leía en el blog de Anacondo un post realmente interesante titulado “50.000 fotos con mi Nikon D40” donde Anacondo explica todas las cosas que ha ido aprendiendo sobre fotografía a lo largo del tiempo que ha tenido su Nikon D40 y ha ido haciendo fotos con ella. Me pareció sumamente interesante porque son consejos muy prácticos, más sobre la filosofía con que te debes tomar la fotografía, que realmente sobre aspectos técnicos de la misma. Y claro, el que tenga un modelo muy similar a mi cámara (D60) hace que sus consejos sean incluso más válidos para mi, de hecho, de muchos de ellos yo ya me había percatado y de otros me he dado cuenta al leerle. Os voy a poner aquí debajo un resumen de todos los puntos que trata, también más como recordatorio a mi misma que otra cosa y os aconsejo que vayáis a su post y lo leais completo, abre mucho los ojos sobre estos temas:

  • Menos es más. Olvídate de tener 40,mil trastos con la cámara.
  • Tu cámara no importa. No por tener una más grande o mejor sacarás mejores fotos.
  • Tu equipo no es el problema en el 99% de los casos. Seguramente lo eres tu.
  • Olvídate de esa siguiente lente que deseas. Gastarte 1.000 euros no te sacará mejores fotos.
  • Las mochilas son una pérdida de tiempo, dinero y fotos. Tardarás en sacar el objetivo y perderás la foto.
  • Haz el tipo de fotografía que vaya con tu estilo. No te obsesiones con hacer de todo tipo.
  • Después de la cámara, la mejor inversión para mejorar tus fotos es un buen libro.
  • Una cámara decente en tu bolsillo hace mejores fotos que una cámara de 5.000€ en tu casa.

Sobre nosotros Kialaya

Periodista, social media manager y blogger.

4 comentarios

  1. De acuerdo en todo… menos en lo de la mochila! a mi me ha venido muy bien tenerla, pero lo que yo hago casi siempre es llevar la cámara fuera con el objetivo que tengo pensado usar y cambiarlo sólo en ocasiones puntuales.

    • Yo también me he comprado una mochila y me viene muy bien. Pero creo que lo que quiere decir es sobre todo que no te obsesiones con llevarla hasta los topes de cosas. Que no puedes estar cambiando de objetivo cada dos segundos. Entre otras, porque el objetivo termina en el suelo con las manazas que tengo yo 😉 Yo hasta que coja soltura cambiando SIEMPRE cambio el objetivo sobre una superficie, sea una cama, sea el suelo (limpio o lo más cerca del suelo sin marcharlo) o una mesa.

  2. Humm con una no estoy de acuerdo, y es con la del equipo, vale que mucha gente pone como excusa el equipo fotográfico que tiene por sacar malas fotos; pero opino que es grande la diferencia de una compacta a una reflex -por ejemplo-, de hecho, me gasté mi sueldo de todo un verano (me dolió.. pero bueno xD) por comprarme mi canon, con la intención de -por decirlo de alguna manera- abrir horizontes; y realmente tienes muchas muchas mas posibilidades, sobre todo en cuanto a enfoque, macro, etc. Jajaja por supuesto, no digo que gracias a esto saque mejores fotos xD.

    Y lo de estar cambiando de objetivo, que gran verdad! recuerdo una vez estar cambiando cada dos por tres de objetivo, y perdia mucho tiempo y con el miedo de que se me cayera alguno al suelo (estaba en una silla un poco inestable y con un monton de gente golpeandome por todas partes), asi que decidí que nunca más.

  3. Muy buenas! Como Kialaya ya sabe, soy el autor del post original. A lo que quise referirme con el tema de las mochilas, más que a tardar en sacar el objetivo o no, es a la tendencia de cargar siempre con todo nuestro equipo. Entiendo que eso surge de la idea de estar siempre preparados para cualquier situación que pueda surgir, pero a veces es justo lo contrario de lo que pretendemos conseguir. Me explico.

    Al menos en mi experiencia el hecho de tener 5 objetivos a mi espalda, un montón de filtros, tubos de extensión, flashes, etc. me hacen despistarme mucho, además de ser un lastre para mi espalda. Creo que la simplicidad es fundamental a la hora de salir y hacer fotos, porque considero que lo más importante es centrarnos en lo que nos rodea, y no en nuestro equipo. Y ciertamente a mí estar rebuscando algo en el suelo o tener la espalda empapada en sudor y dolorida no me ayuda mucho a la hora de concentrarme 🙂

    Siempre intento no llevar conmigo más de 2 lentes, y planeo de antemano el tipo de fotos que quiero tomar. De esa manera voy ligero, no me preocupo de las fotos que no voy a poder hacer (por no tener el objetivo adecuado) y estoy más seguro de lo que hago, y generalmente los resultados suelen ser mejores. Además, de vez en cuando me obligo a utilizar una sola lente, de manera que me veo obligado a enfrentarme a situaciones y problemas con los que no estaba familiarizado. De esa manera aprendo a conocer mejor mi equipo y sus posibilidades.

    Recuerdo un viaje que hice, y para el que no quería llevar mucho peso. Tenía 2 opciones: llevarme mi superzoom 18-200mm o una focal fija de 30mm. Al final decidí llevarme la focal fija por ser más ligera y pequeña, así que no pude fotografiar en angular ni en tele en todo el viaje. ¿Y sabéis qué? Los resultados fueron algunos de los mejores que he obtenido, y todo el mundo acabó encantado con las fotos. Sí, eché de menos el zoom, pero a veces sentirnos limitados nos libera.

    El principal problema, en definitiva, de llevar una mochila cargada de objetivos y parafernalia es la mentalidad. Al menos yo solía estar más orientado a pensar en las “fotos que todavía no había hecho” y preguntarme por el objetivo ideal para cada nueva situación que me encontrara, que a “las fotos que puedo hacer aquí y ahora” con lo que tuviera a mano en ese momento. Por supuesto no es conveniente generalizar, y estoy seguro de que habrá mucha gente con mochilas y las ideas muy claras que no se identifiquen con lo que digo 🙂 Pero como principiante que soy, me parece un buen consejo para los demás.

    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_bye.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_good.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_negative.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_scratch.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_wacko.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_yahoo.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_cool.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_heart.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_rose.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_smile.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_whistle3.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_yes.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_cry.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_mail.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_sad.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_unsure.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_wink.gif