Esto no sé si puede considerarse propiamente una receta o una serie de consejos útiles para cuando estás malo del estómago. Cuando digo malo del estómago estamos hablando de una ligera indigestión, algo te ha sentado mal o te has empachado por tu mala cabeza y has, o bien vomitado o tienes diarréa o sencillamente te duele un poco el estómago. Lo normal en estos casos es ponerse a “dieta blanda” un par de días o más dándole la posibilidad a tu organismo de “limpiarse” por dentro y reponerse de lo que sea. Obviamente si cualquiera de los efectos es muy pronunciado o continúan al día siguiente de iniciar la dieta blanda, vete para urgencias vaya a ser que tengas algo gordo.

Si vives con tu madre, no te preocupes porque te van a cuidar y poner la comida por delante pero cuando ya vives solo o estás en un piso de estudiantes, es muy importante que sepas qué prepararte para curarte tu solito. Y si encima puedes preparar cosas que estén medio decentes para comer pues mejor no? Aquí te enseño a preparar un menú completo para una comida de dieta blanda.

Plato de Arroz con huevo y jamón:

Ingredientes: arroz basmati, dos huevos, un paquete de jamón o pavo, aceite y sal.

Dieta blanda 051. Llena un pequeño cazo a dos tercios de su capacidad con agua y ponlo al fuego hasta que hierva el agua. Puedes ver el tipo de cazo al que me refiero aquí en la fotografía a la izquierda. A la derecha está el colador que usaremos luego.




2. Cuando el agua esté hirviendo, echa una pizca de sal y unas gotitas de aceite (también está bueno con un poquito de mantequilla). Seguidamente echa el arroz que quieras preparar (es preferible que enjuagues un poco el arroz aunque no imprescindible) y reduce el fuego a un poco más del mínimo. En la fotografía puedes ver que el arroz que yo uso es el llamado basmati, un arroz típico de la India, de grano fino y largo y sobretodo muy aromático. Dieta blanda 03 Os daréis cuenta cuando lleve un rato cociendo, el olor que empieza a impregnar la cocina. Este arroz es más sabroso que el tradicional. Ten en cuenta que este arroz duplica su tamaño al cocerlo así que no te vuelvas loco echando. Mira la fotografía, yo suelo medirlo con un vasito pequeño, medio vaso es suficiente para hacer un plato para una persona.

3. Mientras el arroz hierve a fuego lento, bate los dos huevos en un cuenco. Prepara al fuego una sartén pequeña con unas gotas de aceite (yo cocino siempre con poco aceite para que sea más sano, mientras no se pegue va bien) y cuando esté caliente echa el huevo dentro. Remueve con una cuchara de madera. La idea es hacer una tortilla francesa pero destrozada, como si fueran huevos revueltos, pero completamente cocinados, que no se quede crudo.  Intenta hacer el huevo cuando el arroz esté casi listo, así no tendrás que recalentar.

4. El arroz debe hervir a fuego lento por lo menos 10 min pero yo encuentro que tengo que dejarlo un poquito más, en torno a 15 para que esté bien hecho por dentro.  Mi consejo es que a partir de los 10 min vayas probando un poquito con el tenedor hasta que lo encuentres a tu gusto de dureza. Entonces échalo en el colador que vimos en la primera foto ycoloca el colador encima del cazo para que escurra toda al agua.

Dieta blanda 025. Mientras está escurriendo el arroz yo aprovecho para cortar el jamón cocido o pavo en trocitos. Puede ser de paquete en lonchas como yo tenía a mano o podéis comprarlo de estos paquetes que son más compactos. En la foto podéis preciar que había también lonchas de pavo al pesto porque no tenía jamón suficiente pero la verdad es que cuando más normal sea, mejor te sentará.



6. Ahora toca empezar a mezclar las cosas. Vuelve a poner al sartén al fuego con el huevo ya hecho, añade más gotitas de aceite y sube el fuego, como a tres cuartos de su capacidad. Echa el arroz escurrido dentro y remueve, con cuidado que no se te pegue. Si ves que tienes el fuego muy alto, reduce, pero no al mínimo.

Dieta blanda 01

7. Por último echa los trozos de jamón por encima y ya tienes tu plato, sano pero encima también rico.

Dieta blanda 04

Postre:

Para postre puedes tomarte un yogur blanco activia que es muy bueno para el estómago. No le eches mucha azúcar o incluso mejor échale gotitas endulzantes si te hace falta. Si quieres algo un poco más rico e interesante pueds prepararte un plátano machacado. Compra un plátano que esté madurito, negruzco por fuera, y machácalo con un tenedor en un plato hondo. Corta un limón y échale su jugo por encima. Sin exagerar, sólo para que puedas machacar el plátano en una masa compacta.