La Defensora del Lector de El Pais, Pérez Oliva, ataca frontalmente a su compañera periodista Mayka Sánchez

Me entero a través de un tuit de Sonia Blanco de un controvertido artículo de opinión, “Avances médicos con intereses ocultos“, publicado en Tribuna por la Defensora del Lector en el País, Milagros Pérez Oliva.  El artículo básicamente ataca frontalmente a otra periodista de su misma empresa, Mayka Sánchez, periodista especializada en salud y medicina, cuestionando su ética periodista por otro artículo “El dolor como quinto signo vital“, publicado en diciembre.

rosy glasses,crimson pillsResumiendo mucho porque el artículo es extenso, básicamente se afirma en él que la periodista Mayka Sánchez no contrastó suficientemente la información, que sólo utilizó una fuente y que éstas tienen su base en información sesgada de estudios realizados por las farmacéuticas productoras del fármaco del que se habla en el artículo, el analgésico Tapentadol. Además la acusa de infringir el Libro de Estilo de El Pais al no informar que la información la obtuvo gracias a un viaje a Lisboa pagado por el laboratorio productor del fármaco. No llega a acusarla de haber sido “comprada” pero la dureza del artículo es a lo que apunta. Pérez Oliva afirma que su artículo se debe a las quejas de ciertos médicos a la redacción, entre ellos Enrique Gavilán, que pidieron que se investigase si se trataba de un caso de publicidad encubierta y conflicto de intereses.

El caso me ha resultado sumamente interesante porque destapa una de las cajas de Pandora con respecto a las farmacéuticas y es la sospecha general que tenemos los habitantes de a pie sin conocimientos del sector de que las farmacéuticas podrían estar manipulando la información que nos llega o convenciendo a los médicos a recetarlos de maneras digamos, poco éticas. ¿O me vais a decir que no habéis escuchado a más de uno decir que el tema de la Gripe A fue todo una estrategia para vender las vacunas causando el pánico en la población?

Lo que sí me parecía un poco extraño era la dureza del ataque a una periodista concreta en este caso por lo que estuve leyendo y en otro artículo me enteraba de que Pérez Oliva resulta ser la ex responsable de la sección de Salud de El País y Sánchez estuvo a sus órdenes durante este tiempo. Mmm, no es por nada pero a mi esto me resulta sospechoso. ¿Puede ser que haya un trasfondo personal en ese ataque tal y como sugiere Juan Blanco, socio de ANIS? La verdad es que no me sorprendería lo más mínimo porque las puñaladas traperas en el trabajo se dan con demasiada frecuencia. No quiere decir que Pérez Oliva se haya inventado nada, pero sí pudiera ser que haya aprovechado la ocasión para sacar el hacha en el momento oportuno.

Shot of pillsEn el mismo artículo que acabo de mencionar, Juan Blanco afirma que Pérez Oliva no sabe nada del sector del que ella misma afirmaba ser especialista y pasa a justificar que prácticamente todos los estudios clínicos están promovidos por la industria farmacéutica, que la autorización de los fármacos están controlados por la administración y por una serie de fases de desarrollo que deben probar su calidad, eficacia y seguridad. También afirma que en los congresos médicos hay un comité científico que admite o rechaza las ponencias, al igual que sucede en las revistas científicas. Termina declarando que “Si se duda de la rigurosidad, fiabilidad, objetividad y veracidad de todos estos procesos no se está poniendo en entredicho la honorabilidad de un determinado laboratorio farmacéutico, se está dudando de todo el procedimiento que las autoridades sanitarias y la comunidad científica llevan a cabo para autorizar la comercialización de un fármaco, y dudar de esto solo se entiende si la persona desconoce el sector.”

No es único que ha salido a la defensa de Mayka Sánchez, quien ya ha tenido que desmentir durante 2 horas las acusaciones ante una comisión editorial, ya que muchos consideran la crítica desmedida y que la práctica de los viajes pagados es bastante habitual .

Medicines for life dummy mock-upLa Asociación Nacional de Informadores de la Salud, ANIS, ha solicitado formalmente a la Federación de Asociaciones de la Prensa de España, FAPE, de la que forma parte, que el Comité de Quejas y Deontología de la federación se pronuncie sobre el tema en cuestión. Y creo que esto es sin duda lo más conveniente antes de seguir opinando, pidiendo dimisiones o ajusticiando  a nadie sin todas las pruebas. Hay que tener en cuenta que la acusación que se ha hecho a Sánchez es muy grave y puede repercutir negativamente sobre ella para el resto de su carrera profesional y por tanto no se puede tomar a la ligera. También sería conveniente investigar si existía una anterior animosidad entre las dos implicadas y si esto podría haber condicionado a Pérez Oliva en la redacción del artículo mencionado. Pero más importante aún me parece que este debate sirva para generar un crítica y un análisis del comportamiento de las industrias farmacéuticas y se haga una investigación por parte del gobierno para asegurarnos que lo que se insinúa en el artículo no esté pasando realmente y que si lo está, se corte de raíz.

P.D. La última foto forma parte de la campaña “Medicines for life” de Oxfam.

Lecturas recomendadas:

Periodismo y divulgación de “avances” farmacéuticos.

Dimensiones científicas, mediáticas y personales de un debate caliente sobre la ética y la salud por Enrique Gavilán.

Sobre nosotros Kialaya

Periodista, social media manager y blogger.

3 comentarios

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. que quieres que te diga que te he conocido por vez primera esta mañana y me estoy interesando por tu profesionalidad, y todo lo que tenga algo que ver contigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_bye.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_good.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_negative.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_scratch.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_wacko.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_yahoo.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_cool.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_heart.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_rose.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_smile.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_whistle3.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_yes.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_cry.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_mail.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_sad.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_unsure.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_wink.gif