De vuelta de vacaciones

Acabo de volver de unas merecidas vacaciones. Hacía mucho que no viajaba tan lejos, quizás el último viaje así fue a Bruselas hará unos años. Porque los viajes a Sevilla y Madrid, por muy bien que estén y me gusten, no es salir de España y ver “mundo” por ahí. Aunque también es verdad que a veces tu propio país, que tantas cosas bonitas tiene, ni lo hayas mirado, quizás más adelante me gustaría viajar por España… Galicia tengo ganas. Pero bueno, que me enrollo, que acabo de volver de ver el Imperio Austro-Húngaro.  Sí, básicamente porque un viaje donde te recorres las capitales de Austria (Viena), República Checa (Bratislava) y Hungría (Budapest) realmente es recorrerte el antiguo imperio entero.

La cantidad de fotos que he traído es bestial. Unas cuatro tarjetas de 4 gigas y una de 2 gigas: unas 1400 fotos aprox. Al final, tras mucha indecisión por mi parte me decidí a llevarme mi cámara Nikon D60 pero como no estaba dispuesta a tirar del par de objetivos que tenía, me compré para la ocasión un todoterreno Sigma 18-200  3.5-6.3 estabilizado y por el momento estoy muy contenta con él la verdad. Ha hecho una labor estupenda durante el viaje. Pero de ese ya os hablaré en otro post. Iré publicando fotos por el blog según vaya revelando, porque antes con los  JPG y nulos conocimientos de hptoshop lo sacabas todo de la tarjeta y listo. Pero ahora entre que las paso por Lightroom y Photoshop y trasteo con ellas esto se eterniza. Espero que os vayan gustando las que pondré, tanto las totalmente turísticas como algunas un poco más artísticas que hice.

Lo cachondo de un viaje de este tipo, dos semanas dando vueltas por ahí,  es que vuelves machacada, o sea que de viaje para relajarte y descansar nada, olvídate. Pero es que a mi me gustan este tipo de viajes también, en el que te levantas todos los días a las 7:30 de la mañana para salir a las calles a recorrértelas enteras y no te metes en la cama hasta después de cenar para aprovechar todo lo que se puede. Lo único que pasa es que claro, luego necesitas una semana de vacaciones para recuperarte de las vacaciones. 😀 Y aquí ando yo ya la primera mañana en el trabajo y que todavía me duelen las piernas y hasta las pestañas. Lo bueno es que sólo estoy dos semanas, luego tengo otras dos semanitas de vacaciones y éstas sí que serán de descanso. Mucha playa, mucha feria, mucho aprovechar para terminar de arreglar mi casa y para poder escribir en el blog que lo tengo abandonado no, abandonadísimo. Y es que la vida real no veas si te lía: familia, novio, amigos, trabajo, casa nueva… No te das cuenta de la cantidad de tiempo que requiere cada cosa de éstas hasta que te encuentras todos los días diciendo “leches, ya son las 12 de la noche? Pero, pero.. pero a dónde narices se fueron las horas de mi día?” Y hay que acostarse porque no es plan de ir zombie al trabajo.

Así que ahora toca plantearse el organizarse un poco para sacar provecho a todas las cosas que hago y en las que estoy metida, me falta tiempo y sobretodo tengo que terminar de poner las cosas en condiciones en mi casa nueva, no tener mi ordenador allí me distorsiona mucho así que creo que esa va a ser una de mis prioridades.  Es un verano de cambios, un verano de asentarse, un verano para aprovechar 🙂

Por cierto, aprovecho para recordar que tenéis el mercadillo en mi blog. Aprovechad para mirar si queréis algo que estoy frita por tirar cosas.

Sobre nosotros Kialaya

Periodista, social media manager y blogger.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_bye.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_good.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_negative.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_scratch.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_wacko.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_yahoo.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_cool.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_heart.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_rose.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_smile.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_whistle3.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_yes.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_cry.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_mail.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_sad.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_unsure.gif 
http://www.kialaya.com/blog/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_wink.gif