Intelectus apretatus, coco emergit

O lo que es lo mismo, que cuando te estás muriendo de calor en el trabajo (porque por fin llegó de una vez el verano a Málaga) y se te ha olvidado traerte una gomilla para el pelo, terminas haciéndote un coco (recogido o moño) con lo primero que pillas en un derroche de imaginación: Sí, algunos de mis compis de trabajo me vieron, de hecho la pinza era de una de ellas que me ayudó a ponérmelo, y el cachondeo fue generalizado. Pero no hay un refrán que dice “ande yo caliente, ríase la gente”? Pues eso mismo pero al…

Seguir leyendo