Un blog no está completo sin un troll

Hoy he vuelto de pasar el fin de semana fuera y me he alegrado cuando he visto un buen número de comentarios nuevos en mi blog. Lamentablemente, la mayor parte de ellos era de un troll. Me da mucha pena que existan este tipo de personas por internet fastidiando la experiencia a los demás. Como bien dicen en el enlace anterior, “éstas personas sienten placer al sembrar discordia”, disfrutan hiriendo e insultando. Y por supuesto, son demasiado cobardes como para dar la cara. Esta persona anónima arremete personalmente contra mí en mis último posts, lo más triste es que debo…

Seguir leyendo